Bruxismo… ¿A qué se debe?

En los últimos meses me doy cuenta que fruto del estrés que vivimos en la actualidad cada vez aparecen más casos de bruxismo. Quien lo padece sabe lo que es, pero para quien no lo conozca es una patología en la que la persona tiende a apretar o rechinar los dientes; aún recuerdo en mi vida de motera como me dolían los oídos y la mandíbula trás largos periodos en moto.

Es un reflejo del estrés, y aunque parezca que cuando nos vamos a dormir nos relajamos, este problema sigue ahí. La única solución es una férula de descarga personalizada para cada paciente, para que de esta manera se evite que los dientes choquen entre si y se produzca el desgaste dental. Al ser un problema tensional, es muy recomendable la toma de MAGNESIO, algo muy económico que podemos encontrar en la farmacia cuya función es actuar como relajante muscular y así podemos disminuir esa tensión diaria.

Es importante tratar esta patología porque de lo contrario se dan traumatismos en encías, desgaste de piezas dentales, caries y gingivitis.

No pasemos por alto este problema y no nos hagamos “los valientes” con el estrés porque nos puede dar problemas silentes y cuando nos queremos dar cuenta tendremos aún problemas más grave

También te podría gustar...