Dropbox vs Google Drive

Sincronización: La sincronización de los documentos almacenados es a mi parecer el aspecto más determinante en esta clase de servicios, y no la capacidad como publicitan algunos, y es aquí donde se nota la primera diferencia. Sin ninguna duda la sincronización con Dropbox es mucho menos problemática, con menos errores y sin que se produzcan tantas discrepancias como sucede con Google Drive.

Consumo de recursos: El servicio que se ejecuta en segundo plano para la sincronización en el caso de Google Drive ocupa en torno a los 50Mb de memoria muy similar a los procesos de Google Drive, pero la diferencia radica en la cantidad de tiempo de proceso que necesita cada uno. Google Drive consume durante la sincronización mucho más tiempo de CPU que Dropbox.

Capacidad: En este aspecto Google Drive es indiscutiblemente superior a Dropbox ya que por defecto te ofrece 5GB . En el caso de Dropbox el espacio por defecto es mucho menor, 2GB, aunque es relativamente sencillo conseguirlo mediante promociones o invitando a otros usuarios.

Edición online: Bien es cierto que Google Drive permite la edición compartida de documentos aunque realmente esto solo es posible mediante la interfaz web del antiguo Google Docs y solo para los tipos de formato soportados. Esta característica puede sernos realmente útil aunque no es necesario para usarla tener el cliente de Google Drive instalado con lo cual en este aspecto esta empatado a Dropbox.

Cuando se lanzo finalmente Google Drive más o menos estaba claro que se trataba de un servicio de almacenamiento online con capacidades de sincronización, además de ser por supuesto una extensión de Google Docs. Por tanto tras su salida solo quedaba probarlo comparándolo con otro servicio similar en cuanto a prestaciones. Personalmente siempre he usado y preferido Dropbox y por tanto durante este mes es con lo que lo he comparado.

Enlaces públicos: Para terminar de comparar estos dos servicios hare referencia a una utilidad que marca definitivamente la diferencia. Para crear un enlace publico a un archivo o carpeta en Dropbox basta con hacer click derecho en el explorador de archivos y marcar la opción. Para hacerlo en Google Drive hay que modificar los permisos desde la interfaz web.
Yo desde luego tengo claro que esta pequeña batalla por el almacenamiento online (que no en la nube… ) el ganador de momento no es Google a pesar de la estupenda integración con el resto de sus servicios.

También te podría gustar...