Guía básica de optimización Wifi

Hace poco un amigo me comentaba que eso del wifi era una tecnología un poco mal hecha que no funcionaba todo lo bien que debería. Por supuesto esta afirmación estaba fundamentaba únicamente en su experiencia personal y en sus conocimientos nulos sobre el tema. Así que procedí a explicarle algunos conceptos y como solucionarlos. También me di cuenta de que la mayoría de los usuarios de líneas de banda ancha que hacen uso de wifi en sus casas están en esta misma situación. Es más, y de manera muy penosa, recordé por mi experiencia laboral que algún responsable técnico de empresas nada pequeñas que fabrican desde aerogeneradores hasta placas fotovoltaicas estaba en esta misma situación.

Para quien necesite saber mucho más sobre le tema les recomiendo “Going Wi-Fi: A Practical Guide to Planning and Building an 802.11 Network” y los que no tengan ni el tiempo ni las ganas que procedan a leer lo que aquí se expone, junto con la “Guía básica de seguridad Wifi”, para poder hacer un uso optimo de vuestra conexión wifi.

El objetivo de esta guía para optimizar el rendimiento de tu conexión wifi es elegir y aplicar las opciones de configuración de manera adecuada y sobre todo de la forma más sencilla.
Herramientas

Gracias al extendido uso de smartphones, y sobre todo los que usan Android, tenemos un montón de aplicaciones gratuitas y sencillas de usar para cualquiera. En este caso usaremos Wifi Analyzer, aunque cualquier otra con funcionalidades similares es perfectamente valida. Incluso una que se ejecute en el PC donde haremos uso del wifi aunque esto nos limitara a la hora de ver ciertos parámetros a ese único lugar.
Interior o exterior

Aunque no te lo puedas imaginar las ondas de radio se ven afectadas por los objetos. Concretamente cuanto mayor es la frecuencia de estas ondas más se ven afectadas por los obstáculos como paredes, ventanas, muebles, etcétera. Es por eso que el wifi en exterior tiene mayor alcance que en interiores. Por si aun no te ha quedado claro: el número de paredes que exista entre tu router wifi y tu PC afecta de manera critica a la calidad de la señal. Esto no es magia, así que cuida en que punto de la casa colocaras el punto de acceso wifi (generalmente un router) teniendo en cuenta que distancia y obstáculos degradan la señal.
El canal

Normalmente el técnico que realiza la instalación del router ni se preocupa de este punto y se limita a dejar que el router (la mayoría lo hacen) seleccione el canal de manera automática. Por desgracia la mayoría se limitan a seleccionar uno al azar o a elegir uno que en el punto donde se encuentran parece el más adecuado. En el caso de que el cliente sea el que realiza la instalación esto suele ser lo más habitual.

Para saber cual es el canal que más nos interesa simplemente ejecutaremos la aplicación “Wifi Analyxer” y seleccionaremos en le menú ver “Grafico de Canales”. Lo que se nos mostrara es una representación grafica del espectro Wifi y que canales están ocupados y por cuales redes identificadas por su SSID. Este pequeño estudio del canal hay que realizarlo en los lugares donde tengamos el equipo que se conecta mediante wifi, no donde se encuentra el router.

En la imagen vemos como un gran número de redes ocupan los primeros canales, presumiblemente produciéndose interferencias entre si. Lo sensato viendo que los canales superiores están libres es cambiar la configuración de nuestra red para que ocupe una sección del espectro, tal y como es el caso de la red “WLAN-C9” que se encuentra en el canal 12. Una potencia de señal inferior a -90dBm es inadmisible. Para una buena calidad de señal garantizando una velocidad y un retardo aceptables la potencia debe estar entre -60 y -75dBm

Un gesto sencillo que dependiendo del numero de redes wifi cercanas puede solucionar muchos problemas a todos los que intentan usar su wifi en las cercanías.
La velocidad

En los routers actuales, estamos hablando ya de routers con wifi 802.11n es posible seleccionar varias velocidades: 56Mb, 145Mb, 300Mb e incluso en algunos con múltiples interfaces hasta 600Mb. Para poder alcanzar velocidades superiores a 145Mb es necesario hacer uso de más de un canal del espectro por lo cual estaremos ocupando como mínimo dos canales. Si en nuestro caso tenemos una conexión a internet de hasta 50Mb con seleccionar la velocidad de 145Mb será más que suficiente. No ocuparemos parte del espectro de modo innecesario y no provocaremos interferencias en otras redes. Si tenemos una conexión FTTH de 100Mb será necesario seleccionar en el router una velocidad de 300Mb para aprovecharla de manera óptima.

Es importante entender que la velocidad de la conexión wifi depende de las interfaces de los dos extremos. Es decir: de la interfaz de radio del router y de la interfaz del equipo que se conecta a la red Wifi. Por tanto equipos antiguos con interfaces de radio 802.11abg no podrán nunca obtener velocidades superiores a 56Mb independientemente de la que se seleccione en el router o de la que se tenga contratada en la conexión a internet.

En los equipos portátiles es imposible actualizar el dispositivo wifi ya que viene integrado en la placa, pero en los equipos de sobremesa por poco más de 20€ podemos comprar adaptadores wifi 802.11n de 145Mb o 300Mb.
Redes Wifi con varios puntos de acceso

Si tienes problemas de cobertura la mejor solución es usar varios puntos de acceso para extender la cobertura de la red wifi allá donde se necesite. Aunque tengamos dispositivos distintos y gestionados de manera independiente basta con configurar en ambos el mismo SSID y los mismos parámetros de seguridad: clave y protocolo de seguridad. De este modo la red wifi será para el usuario la misma y el proceso de hacer uso de un punto de acceso u otro será más rápido y transparente.

Por supuesto existe el mismo problema del canal que con otras redes con distintos nombres. Excepto en soluciones avanzadas con hardware muy específico esto solo se puede solucionar de una manera: Seleccionando un canal distinto para cada punto de acceso, separado al menos cuatro canales entre ambos.
QoS

Tanto los routers (puntos de acceso) wifi y los sistemas operativos en su inmensa mayoría implementan y admiten la gestión de la calidad de servicio. Esta opción viene activada por defecto en los sistemas operativos Windows y solo debe ser tenia en cuenta en una red wifi si se hace uso intensivo de aplicaciones de videoconferencia o streaming. Nunca si simplemente nos dedicamos a realizar descargas o navegar por internet.
La mejor solución

La mejor solución como acceso a internet siempre esta en el cable ya que se trata de un canal dedicado e inmune a las interferencias corrientes, además de ser más seguro. Donde sea posible se debe usar una conexión cableada.

También te podría gustar...